Las puertas a la realidad te las abren unas medias.

Hoy vengo a demostraros por qué Dios no existe. 
(No se vayan a sentir ofendidos los señores, que aquí la de las desgracias soy yo).

Veamos… Si Dios existiese, no permitiría que una excelente persona como yo se gastase 8€ en unas medias para romperlas el mismo día del estreno. Esta es una prueba irrefutable y no acepto discusión o razonamiento alguno porque no me sale de los cojones, diplomáticamente hablando.

Teniendo en cuenta que el todopoderoso no es tal PORQUE NO EXISTE, todavía no tengo claro a quién tengo que pedir explicaciones y en qué boca abierta me tengo que cagar para solucionar esto, pero dadme un poco de tiempo, una motosierra y todo irá como la seda. 

A ALGUIEN COMO YO ESTO NO SE LE HACE, COÑO, QUE NO ME DOY UN ‘LIKE’ A MÍ MISMA PORQUE NO PUEDO. 

¡Ah! Y que nadie me venga con historias sobre el karma porque lo denuncio por retrasado mental.

Anuncios

Acerca de Adelunes

Pies de pentadrama
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s