Adiós a la tumba de tu cementerio

Siempre supe que, sin el permiso de quedarme a vivir en la tuya, flotaría inerte, inmóvil, en los pantanos de esta canción. Siempre con el temor a que se cumpliese. Y es que algo dentro de mí me la tarareaba todos los días mientras te iba descubriendo con tu primera sonrisa.

Des-descubriéndote, quiero decir. 

Y, ahora que he cortado las ataduras, que he aniquilado la esperanza y mis ojos lázaros han recuperado la visión, te digo adiós.

…Que no sólo anoche no te abrí las piernas, sino que te cerré todas las puertas y ventanas.

Anuncios

Acerca de Adelunes

Pies de pentadrama
Esta entrada fue publicada en Lo que se esconde dentro, Miscelánea deLunes y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s