Violenta insistencia

Será que para mí el juego de la seducción tiene un papel más importante que el sexo en sí, que me gusta jugar a conquistar y a que me conquisten, que me gusta esperar hasta que las llamas crezcan para quemar todo lo que haya en la habitación. No sé. Quizás sea por eso que me aburran las palabras directas cuando ni siquiera se han mezclado los componentes químicos. Por eso, quizás, me molesta el acoso y derribo de unos ojos que no te erizan la piel y una voz que no te empapa las entrañas. Llamadme zorra anticuada y estúpida, pero me siento tremendamente insultada cuando el chulo de turno se te acerca sin previo aviso y te machaca la oreja y los sentidos y te calienta la cerveza con su palique exasperante e insorpotable. Con su «¿tienes facebook?» antes de saber tu nombre pero justo después de haberte escaneado las tetas. Esos tíos que no distinguen en una tía la simpatía y educación de una posible noche de simbiosis sin dormir. Los mismos que no esperan a la sonrisa de complicidad o un guiño de ojos para dar paso a la acción. Y es que me siento insultada cuando un tío (gilipollas, por lo general) se me acerca creyendo que, sólo por el hecho de que los penes quepan en las vaginas, el suyo tiene el ”golden ticket” para la mía porque él es hombre y yo soy mujer.

No me agobies con invitaciones a cafés, cenas o películas en tu casa. Me cansa tu falta de carisma y tu violenta insistencia. Me aburres. ME ABURRES.

Con esto puedo pecar de prepotencia, pero, pensándolo bien, ¿no es acaso más pretencioso aquel que cree que, sin esperar una señal de interés en la otra persona, conseguirá hacerse con ella sólo porque se le ha antojado? Hay algo que se llama gustos y atracción; no se puede ligar con cualquiera.

De verdad, damas y caballeros, por favor, aprendan un poco de lenguaje corporal, algo que seguro delatará si el objetivo en cuestión se encuentra a gusto e interesado en ustedes. Y si se marcha, no sin antes decir, «voy a por una cerveza» y pasan las horas y no vuelve… pa’ casa: peli porno y papel higiénico para calmar a la anaconda o lo que sea que guardan entre las piernas.

Anuncios

Acerca de Adelunes

Pies de pentadrama
Esta entrada fue publicada en Lo que se ve por fuera y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Violenta insistencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s