Archivo de la categoría: Lo que se ve por fuera

Uñas oscuras, ojos oscuros, labios rosados. El día a día que se aprecia con los ojos del que mira sin saber ver.

Una vez, en un piso sin letra

En el 1º sin letra las cosas funcionan al revés: mi madre es la que pierde y yo quien encuentra. Hasta el gato sabe dónde están las llaves del coche mucho antes que la señora de la casa. Y no … Seguir leyendo

Publicado en Lo que se esconde dentro, Lo que se ve por fuera, Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario

Violenta insistencia

Será que para mí el juego de la seducción tiene un papel más importante que el sexo en sí, que me gusta jugar a conquistar y a que me conquisten, que me gusta esperar hasta que las llamas crezcan para … Seguir leyendo

Publicado en Lo que se ve por fuera | Etiquetado , , , , , , , | 1 Comentario

Noches ahumadas

Llega el fin de semana. A ti se te presenta como otro cualquiera: fiesta tras fiesta en la ciudad universitaria – la misma mierda de los últimos ocho meses. Pero tus amigos se mueren por salir, pillar y pasar un … Seguir leyendo

Publicado en Lo que se ve por fuera, Reflexiones | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Convalecencia por duplicado

Esto os va a importar tres cojones también… pero os lo voy a contar igualmente, que anoche estrené blog y, según parece, tengo muchas cosas que decir. Hasta lo más absurdo. Esta noche me he acostado medio desnuda. Hale. Ahí, … Seguir leyendo

Publicado en Lo que se ve por fuera | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario