Archivo de la etiqueta: Vida

Pandora

Cada noche se tumbaba en su cama. En uno de esos colchones que una vez dieron cobijo a dos pares de pies fríos, en uno de esos colchones a los que ya no les salen las cuentas. Cada noche, como … Seguir leyendo

Publicado en Lo que se esconde dentro, Relatos | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Camino de piedras

Se nos fue un amor de tildes y puntos suspensivos, de tónicas y átonas. De mis pasiones y tus ambigüedades. Y aunque me quede con las manos vacías y los labios llenos de reproches, seguiré esperando a que me tientes … Seguir leyendo

Publicado en Lo que se esconde dentro | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Desorden

Desorden jamás descansa: no duerme por las noches; se las pasa en vela, tumbado en la cama con las luces apagadas. Ya no cuenta ovejas porque, llegado a un punto, no es capaz de rezar el número de cientos y … Seguir leyendo

Publicado en Relatos | Etiquetado , , , , , | 9 comentarios

Maldita naturaleza superviviente

No vengo a dar lecciones, señores míos, pero sí vengo a decir mi verdad. Esa que cada uno cosecha en su jardín para guiarse por esta mierda que llamamos mundo y para tener algo que discutir con los demás. Por … Seguir leyendo

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , , , , | 7 comentarios

Días de analgésicos

Acostarte una noche, ciega a tanto color, creyendo tenerlo todo. Despertarte una mañana con las manos vacías y las ganas muy llenas. Adivinar, de lejos, soles ardientes para desnudar enanas blancas. Resucitar para volver a morir. Resucitar para volver a morir. … Seguir leyendo

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , | Deja un comentario

Emociones rusas

Ojos desangelados que se mantienen despiertos por si te ven aparecer en medio de la noche por ese frío descampado de música estridente que, por alguna extraña razón, alguien ha decidido llamar fiesta. Pupilas acongojadas rodeadas de gente muy puesta … Seguir leyendo

Publicado en Lo que se esconde dentro | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario